MORCILLO

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

El morcillo, jarrete o zancarrón de vacuno pertenece a la categoría de carne de segunda magra, melosa y con muchas fibras. Este tipo de carne de vacuno, es ideal para elaborar cocido madrileño y otros muchos guisos y estofados. El corte transversal del jarrete es el conocido ossobuco. Esta pieza de morcillo cuenta con un peso de 2 kg.

Formato: Pieza entera envasada al vacío

Morcillo de ternera


10,80 € impuestos incluidos.

5,40 € / kg impuestos incluidos.

El morcillo, jarrete o zancarrón de vacuno se encuentra ubicado en las cuatro patas de la vaca. Empieza en la parte que une la pata de la res con el cuerpo en si y termina prácticamente en la pezuña. Es una carne extraída de una pieza muy muscular de forma irregular con bastantes nervios y carne muy gelatinosa.

Conservación:

  • Consérvala en fresco entre 0ºC y 7ºC durante 72 horas desde que llegue a tu domicilio.
  • Manténla protegida del contacto con el aire.
  • Si no sabes cuando vas a cosumirla, congélala cuanto antes en porciones individuales a ser posible para que la congelación sea uniforme. Es preferible usar papel encerado que film o papel de aluminio. Podrás mantenerla hasta 6 meses en el congelador.
  • Cuando desees descongelarla, métela en la nevera para que conserve todas sus propiedades de sabor y textura.

Los consejos de Cipriano

Formas de cocinar morcillo de vacuno

Morcillo guisado
Guisado

El morcillo es ideal para los guisos, pero puede que en ocasiones quede una carne más dura de lo deseado. Para que esto no ocurra, coloca el zancarrón crudo en un recipiente con agua y maicena durante un cuarto de hora (una cucharada de maicena y dos vasos de agua por cada 500 grs de carne), escúrrela y dórala vuelta y vuelta. Finalmente, pónla a cocer el tiempo necesario con un mínimo de 20 minutos en olla express. Si te quedára dura, cierra y dale otros cinco minutos.

Productos Relacionados