CHULETÓN

El chuletón de vacuno es una de las partes con mejor prensa de la vaca. ¿Quién no sale más de un domingo a comerse un chuletón por ahí? Pues después de comerte el nuestro, te costará más salir de casa para comerte un buen chuletón de vaca o de buey porque ya lo tendrás en casa. Te lo servimos en bolsas al vacío individuales con un chuletón de 1 kg aproximadamente.

Lomo de ternera

14.3 € / kg impuestos incluidos.
14.3 €

El chuletón de vacuno procede tanto del lomo alto como del lomo bajo, sin embargo, aunque son bastante semejantes, hay algunas diferencias que te pueden decantar por una u otra parte si tienes oportunidad de elegir. La parte del lomo alto de vacuno para cortar el chuletón es generalmente la que predomina porque la chuleta es más ancha y con grasa entre los músculos de la carne. Del lomo bajo de vacuno también salen exquisitos chuletones con algo menos de grasa y con carne más compacta. Para nosotros, lo más importante en un buen chuletón es que la carne haya tenido un tiempo de maduración suficiente (con nosotros eso lo tienes asegurado con 30 días de maduración) y la cantidad de grasa entreverada que tenga. Esta grasa entreverada del chuletón de vacuno también llamada infiltración o marmoleo, hace a la carne más tierna y jugosa, así que cuanta más mejor.  

Conservación:

  • En fresco entre 0ºC y 7ºC durante 72 horas desde que llegue a su domicilio. Manténla protegida del contacto con el aire.
  • Si no sabes cuando vas a cosumirla, congélala cuanto antes en porciones individuales a ser posible para que la congelación sea uniforme. Es preferible usar papel encerado que film o papel de aluminio.
  • Podrás mantenerla hasta 6 meses en el congelador.
  • Cuando desees descongelarla, métela en la nevera para que conserve todas sus propiedades de sabor y textura.

Los consejos de Cipriano

Formas de cocinar chuletón de vacuno

Horno Parrilla Plancha Sarten
Al horno A la Parrilla A la plancha A la sartén

Nos hemos decantado por la parrilla como seguramente imaginabas. Si tienes un buen chuletón, como es el caso, ya sólo te falta acertar con el tiempo que desees cocinarlo, tener una buena parrilla y sal gorda. Con la parrilla bien caliente, echa el chuletón (es importante que la carne no este fría para homogeneizar su preparación) y agrega una buena cantidad de sal gorda por la parte superior, repitiendo la operación cuando le des la vuelta. No podemos decirte gran cosa en cuanto a tiempo de preparación de la carne, porque dependerá mucho del grosor del chuletón y del gusto del comensal, así que tendrás que ir probando, sin embargo, sí te decimos que cuanto más grueso sea el chuletón, más bajo debes tener el fuego y cuanto más fino, más alto. Si quieres una referencia, lo ideal es que cuando cortes la carne, ésta presente tres tonalidades: la quemazón marron exterior por el contacto con el fuego, el sonrosado justo debajo y un rojo más intenso que desprenda jugosidad en el centro.

Salsas para acompañar

Para acompañar un buen chuletón no hace falta ninguna salsa. Te recomendamos vivamente que sólo uses sal gorda y una buena guarnición de patatas, pimientos y ensalada para acompañar. ¡¡Que lo disfrutes!!

Productos Relacionados